FOTO DE LA SEMANA

FOTO DE LA SEMANA
"El Mejor jugador del mundo en campos de tierra 2009-2010"

Frase de Hoy

viernes, 9 de mayo de 2008

CON DOS COJONAZOS

Noticia extraida de la prensa de hoy. Como esta el patio.

Un hombre alerta de una falsa bomba para ahuyentar a los policías que iban a multarle
Telefoneó desde su móvil al 091 y dijo que había un artefacto en un centro comercial de Valencia


¿Quién no se ha visto pidiendo con gestos efusivos a un policía que se apiade para no multarnos? Sin embargo, no fue la clemencia, sino una peligrosa estrategia, a lo que recurrió un hombre para librarse de la sanción que estaba a punto de recibir por parte de la Policía Local. Su plan fue alertar de la falsa colocación de una bomba en un centro comercial de Valencia para así ahuyentar a los agentes ante la prioridad de la emergencia. Pero el tiro le salió por la culata.

Los hechos ocurrieron el martes por la tarde, en las inmediaciones de un centro comercial del sur de la ciudad cuyo nombre no fue facilitado por la Jefatura Superior de Policía. Un conductor circulaba con un Opel Astra pese a que carecía de carné de conducir.

En ese momento ocurrió algo que no esperaba. Fue parado por agentes de la Policía Local de Valencia que le pidieron la documentación. Consciente de la ilegalidad de conducir sin permiso de circulación, el hombre deseó con todas sus fuerzas que los agentes se marcharan y fue entonces cuando puso en práctica su siniestro plan.

Telefoneó desde su móvil al 091 y comunicó a la Policía Nacional que había una bomba en el citado centro comercial. Su esperanza era que, después de recibido el aviso, la Jefatura movilizara a todas las patrullas más cercanas al punto de la emergencia, incluidos los agentes que estaban a punto de multarle. Confiaba en que, de ese modo, distraería su atención y se marcharían sin sancionarle.

Sin embargo, todo le salió mal. En primer lugar, los policías locales lo multaron por un delito contra la seguridad del tráfico. Posteriormente fue puesto en libertad tras ser oído en declaración.

Pero en ese momento ya había una investigación en marcha. Ante un aviso de bomba, la Policía Nacional moviliza importantes recursos y jamás puede dejar de comprobar una emergencia de estas características. El hombre, además, había advertido de la colocación del supuesto artefacto explosivo "en nombre de una organización terrorista", tal y como añadieron desde la Jefatura Superior de Policía.

Lo primero que supieron los agentes es que se trataba de una falsa alarma. Siguiendo con el procedimiento propio de estos casos, el siguiente paso fue tratar de dar con el autor de la llamada. Para ello los investigadores identificaron el número de teléfono móvil desde el que telefoneó el conductor y, de esta manera, no fue demasiado complicado dar con el sospechoso del falso aviso de bomba.

Una vez identificado, la Policía Nacional estableció un dispositivo para su localización que finalizó a las dos y media de la tarde del miércoles. El hombre, de 27 años y de origen español, fue detenido por un presunto delito de desórdenes públicos.

Después de declarar durante aproximadamente una hora y media en dependencias policiales, fue puesto en libertad. No obstante "tiene la obligación de comparecer ante la autoridad judicial" cuando sea requerido, como añadieron fuentes policiales.

La mayoría de estos falsos avisos de bomba suelen responder a bromas o venganzas. A principios de febrero, miembros de la Policía Local y de la Guardia Civil procedieron al desalojo, durante más de una hora, del Ayuntamiento de la Vall d'Uixó por un aviso de bomba. Alcaldía recibió dos llamadas y, de inmediato, se acordonó la zona. Técnicos en Desactivación de Explosivos de la Policía Nacional se desplazaron al consistorio y confirmaron la falsa alarma.

A mediados de julio del año pasado, un joven de 25 años fue detenido en Valencia como presunto autor de una llamada en la que, al igual que ocurrió el martes, se identificó como miembro de una banda terrorista y anunció la colocación de un coche bomba en un establecimiento comercial situado en la avenida Pío XII.

Según informó en su día la Policía Nacional, el acusado realizó la llamada en torno a la una y media de la tarde y fue arrestado hora y media más tarde. Los agentes de la Jefatura Superior de Policía le imputaron un delito de desórdenes públicos y otro de amenazas.

No hay comentarios: